-¡Parece que Feijóo está muy orgulloso de los medallistas gallegos!
-¡Más lo estaría si pudiera mandárselas a Madrid!